Envejecimiento saludable y activo

Te Ayudamos en Casa. Arucas, Gran Canaria

La OMS advierte de que el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%. Y por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica que si la tendencia no varia, en menos de 30 años España se puede convertir en uno de los países más envejecidos del planeta.

El envejecimiento sano y activo, se apoya en cuatro pilares básicos: la salud tanto física, como mental, la participación en la sociedad, la seguridad y el aprendizaje durante toda la vida.

Teniendo en cuenta el ejercicio físico, la dieta equilibrada, el dormir suficiente, evitar tóxicos, disminuir los niveles de estrés, las emociones y la importancia de las actitudes positivas se estará mas preparado para afrontar la vejez.

Existen claras evidencias de que la actividad física regular reporta beneficios importantes y numerosos para la salud de las personas mayores, retrasando la dependencia y aumentando la autonomía.
Ser una persona activa te va a ayudar a:
• Fortalecer tus músculos, incluido corazón y sistema respiratorio.
• Mejorar la salud de huesos y prevenir la osteoporosis.
• Mejorar tu peso y distribuir mejor la grasa corporal.
• Mejorar tu equilibrio, disminuyendo el riesgo de caídas.
• Estar de mejor humor, mejorar tu salud mental.
• Dormir mejor.
• Prevenir y mejorar enfermedades como:

  • Infartos.
  • Hipertensión.
  • Diabetes de tipo 2.
  • Cáncer de colon y mama

Además todas las actividades tenderán a favorecer la participación de las personas en las cuestiones sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, ayudando a mantener vínculos basados en proyectos.

Todas y cada una de estás acciones, permitirán una mejor gestión emocional de nuestros mayores.

Colesterol y personas mayores

Te Ayudamos en Casa. Arucas, Gran Canaria

Similar riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular en pacientes con colesterol alto que bajo. Y menos riesgo de mortalidad por cáncer e infecciones con colesterol alto.

Estudio(1) de 1997, con 700 pacientes con una media de edad 89 años.

Se trata de un estudio en ancianos, en el que se observa que no es preciso bajar el colesterol para mejorar la longevidad o disminuir el riesgo cardiovascular, sino que incluso es contraproducente.

Es importante remarcar que no es la ingesta de colesterol lo que va a provocar un exceso del mismo, sino que el hígado fabricará tanto como nuestro cuerpo necesite para resolver por ejemplo: quemaduras, sangrado, menstruación o inflamación de bajo grado.

Es esta inflamación subclínica provocada por unos hábitos inadecuados con una alimentación basada en procesados y nula actividad física es lo que provoca un mala regulación de grasas en nuestro interior.

El colesterol total dejó de ser un indicador de salud cardiovascular en el año 2016 en la Guía dietética 2015-2020 en la que American Heart Association de Estados Unidos, dejó de limitar tanto la cantidad de colesterol diaria máxima como la cantidad de huevos.

¿Por qué?

Porque después de 40 años no pudieron probar que tuviera un impacto en el riesgo cardiovascular. De hecho mientras más bajo el colesterol total, más alto el riesgo.

¡Qué no es lo que te dicen! Bueno, tal vez sería mejor averiguar un poquito más, ya que en contra de la opinión comúnmente aceptada, las grasas saturadas no obstruyen las arterias ni causan enfermedades coronarias. De hecho, el alimento preferido del corazón es la grasa saturada; además las grasas saturadas reducen una sustancia llamada Lp(a), que es un indicador muy preciso de la propensión a enfermedades del corazón.

El HDL (colesterol bueno) deberías tenerlo lo más alto posible. Se sube con las grasas saturadas… de calidad.

Las grasas saturadas no son las que tienes que evitar!

De hecho, el HDL es bajo en la mayoría de las personas porque… ¡evitan las grasas saturadas!

¿Con qué se mejora el HDL? Con mantequilla, crema para batir, crema de coco, aceite de oliva, aguacate, tocino, huevos, aceitunas.

El LDL «antiguamente» era el colesterol «maaaalo»… pero eso era cuando no había tecnología en los laboratorios.

Ahora se sabe que más que la cantidad de LDL lo que importa es el tamaño de las moléculas. Las moléculas pequeñas y densas son las peligrosas y están directamente relacionadas con los ataques cardiacos. Las moléculas grandes y livianas son beneficiosas.

¿cómo saber que moléculas tiene mi LDL?

Fácil!

¡Mira los triglicéridos!

Si tienes los triglicéridos altos, entonces tu LDL estará compuesto de moléculas pequeñas y densas! Nada bueno!

Si tienes los triglicéridos bajos, entonces tu LDL estará compuesto de moléculas grandes.

¿Con qué se bajan los triglicéridos? Evitando los alimentos que se convierten en glucosa de forma rápida o tienen un índice glucémico alto: harinas, azúcares, zumos… se van directo al hígado para ser convertidas en grasa.

¿Quieres mejorar tus indicadores de salud y eliminar exceso de grasa corporal? 
Evita los alimentos que te aumentan los triglicéridos y aumenta el consumo de los alimentos que te aumentan el HDL.

Como efecto secundario vas a nivelar la concentración de azúcar en la sangre. Y eso es muy bueno.

*Total cholesterol and risk of mortality in the oldest old. Similar CVD risk, lower cancer and infectious disease risk with higher cholesterol. (From 1997 – Make The Lancet Great). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9343498